Política


¿Mintió Iván Duque al decir que se graduó de prestigioso colegio de Bogotá?

El Rochester, reconocida institución de élite en la capital, no fue donde el expresidente usó toga y birrete, sino en un validadero, según una investigación.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

20 de septiembre de 2022 12:08 PM

Abogado, escritor de seis libros, exrepresentante de Colombia en el Banco Interamericano de Desarrollo, exsenador de la República y expresidente de Colombia. La hoja de vida de Iván Duque es laureada y destacada para un político de tan solo 46 años. Sin embargo, ayer tuvo un día de contrastes. (Lea: No de Petro para que un colombiano dirija la OPS, ¿error o revancha?)

Su jornada comenzó en medio de felicitaciones tras ser designado como el nuevo presidente de la Iniciativa Concordia para la Amazonía, una de las organizaciones público-privadas más importantes de protección ambiental, recientemente creada para la protección del ecosistema conocido como ‘el pulmón del planeta’.

Esa entidad se inaugurará durante la Cumbre de la Organización Concordia que se celebrará este año en Nueva York, una cumbre privada de las más importantes de la Asamblea de la ONU.

Pero, antes de la hora del almuerzo, el medio independiente Vorágine publicó una investigación con la que demostraron que el expresidente Duque no terminó sus estudios en el Rochester School, prestigioso colegio en Chía, área metropolitana de Bogotá, y del que tanto bombo ha hecho en su vida pública.

Desde que gran parte del país lo conoció en 2014 al ser elegido senador del Centro Democrático, bajo la venia de Álvaro Uribe Vélez, siempre se presentó como egresado de dicho colegio, uno de los más prestigiosos, y caros, de la capital.

¿Mintió Iván Duque al decir que se graduó de prestigioso colegio de Bogotá?

Rochester School.

Vorágine demostró, tras varios derechos de petición y una tutela, que Duque recibió su diploma de la institución Winston Salem, que hoy se llama Thomas Jefferson. Una institución para validar el bachillerato en menor tiempo, en otras palabras: un validadero.

La investigación

El pasado 6 de abril, a través de un derecho de petición, Vorágine consultó al Colegio Rochester, al que Duque siempre se refirió en entrevistas y vídeos como “mi colegio”, si él se había graduado allí. Las directivas en reiteradas veces se negaron a responder y alegaron que dicha información estaba sujeta a reserva.

Posteriormente, los periodistas radicaron una acción de tutela, que perdieron en primera instancia en julio pasado, en el juzgado 37 civil de Bogotá. El fallo fue impugnado por Vorágine en segunda instancia en el juzgado 50 civil de Bogotá, que anuló la decisión del anterior juzgado, porque no había vinculado a la acción de tutela a Iván Duque.

Esa decisión judicial, definida como injusta por el Rochester, obligó a la rectoría de la institución a dar trámite a la solicitud radicada por Vorágine y se confirmó que Duque no terminó sus estudios en esas aulas y se retiró en grado once. El expresidente, según la respuesta aportada, se retiró en el último año de bachillerato por razones personales.

La pesquisa inició luego que los periodistas de Vorágine recibieran una información sobre el ambiguo bachillerato del exmandatario. “Nos pareció un dato de interés público por tratarse de la vida del hombre que entre 2018 y 2022 fue el primer mandatario de los colombianos, razón por la cual siempre estará bajo escrutinio. Por eso quisimos consultar directamente con la institución educativa”, expuso el medio.

Y revelaron: “Los juzgados anteriores decían que se violaba la privacidad del expresidente Iván Duque. Incluso el exmandatario se negó a responder las preguntas sobre su colegio, ese mismo que siempre en sus discursos se mostró orgulloso y del que afirmó que era un centro en el que preparaban a sus estudiantes como seres integrales, creativos con intereses en la ciencia y el humanismo”.

Reacciones

Iván Duque no se ha referido a la situación, de la que muchos subestiman y no consideran que dé a pie a una polémica de alto calado; no obstante, sí hay muchas voces que consideran que el expresidente no es un ciudadano del común y representa una institución, por lo que falsear la realidad no deja de ser un inconveniente.

Por un lado, están los que consideran que validar el bachillerato no es una vergüenza ni algo ilegal, y sí un importante hito para muchas personas; sin embargo, lo malo es haber omitido ese dato o recalcar en algo incierto, más cuando proviene de un presidente de Colombia.

Por su parte, el periodista de Blu Radio y columnista de Cambio, Sebastián Nohra, aseveró: “Que un presidente haya mentido sobre su curriculum académico me parece gravísimo. Dijo graduarse de donde no se graduó. No es menor. La palabra presidencial es una institución, no es cualquier cosa. Lamentable”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS