Política


Petro, en ‘modo supervivencia’: ¿las denuncias y procesos lo tumbarán?

Chuzadas, vulgaridades, acusaciones y presuntos dineros turbios en campaña son algunos de los elementos de la peor crisis que ha sufrido el Gobierno.

“Presidente de Colombia”. Esa es la respuesta de muchos niños cuando les preguntan qué quieren ser al llegar a la adultez. No obstante, en estos momentos, estar en los pantalones de Gustavo Petro se cotiza a la baja debido a la crisis desatada por las polémicas y secretos de poder que se conocen desde que estalló el escándalo protagonizado por Laura Sarabia y Armando Benedetti, y por el que muchas voces se preguntan si este Gobierno tambaleante terminará cayendo. (Lea: “Benedetti debe explicar sus palabras ante la Fiscalía”: Petro)

Golpe tras golpe, lío tras lío. No hay forma de que todo lo que le está sucediendo al Gobierno nacional no termine en una serie de televisión. Debido a las controversias por chuzadas, audios de sus más “íntimos amigos políticos”, pero sobre todo las repercusiones tipo dominó en su gobernabilidad y prestigio, donde las fichas van cayendo de a poco, muchas voces se preguntan si este Ejecutivo tambaleante terminará cayendo.

¿Intranquilos? ¡Qué va!”

Intranquilos? ¡Qué va!”

Luego de los polémicos audios de Armando Benedetti que reveló la Revista Semana, el Gobierno de Petro ha recibido un duro golpe, el cual tiene al presidente Petro en un limbo político, entre seguir gobernando mientras cae su credibilidad, o dar un paso al costado como lo hizo su jefa de gabinete, Laura Sarabia, y decirle adiós a su mandato que se cae a pedazos, según analistas.

Petro se ha visto envuelto en los “juegos del poder”. De hecho, la oposición del actual presidente empezó a atacar ante la polémica, a pedir explicaciones en medio del momento más difícil del Gobierno.

Y, por otro lado, políticos, periodistas, académicos y ciudadanos criticaron que la reacción de Petro a los audios revelados por Semana haya sido un tuit diciendo: “¿Intranquilos? ¡Qué va!”, pues en un momento tan neurálgico lo que se pide de un líder es mesura, rigor y responsabilidad.

Las denuncias

Todo el escándalo motivó al excandidato presidencial Federico Gutiérrez a abandonar Medellín y llegar a la capital del país para poner una denuncia ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, en contra de Gustavo Petro, por delitos relacionados con la financiación ilegal de campañas.

Esto lo confirmó Gutiérrez a través de un video: “Por el presunto delito de financiación ilegal de campañas, dineros ilegales que al parecer entraron a su campaña y muy posiblemente dineros del narcotráfico”.

Del mismo modo, Fico solicitará a la Fiscalía General que se investigue a Laura Sarabia, exjefa de Gabinete de Petro, y al exembajador Armando Benedetti. Incluso, en el fuego cruzado se vio envuelto el actual presidente de Ecopetrol, Ricardo Roa.
Petro, en ‘modo supervivencia’: ¿las denuncias y procesos lo tumbarán?

Gustavo Petro y Ricardo Roa

“Pediré a la Fiscalía el respaldo institucional para investigar a Benedetti, Sarabia y el exgerente de campaña de Petro, Ricardo Roa (hoy presidente de Ecopetrol). No solo sería un gobierno ilegítimo sino ilegal”, afirmó Gutiérrez, quien no fue el único que interpuso un recurso jurídico frente a las filtraciones de Benedetti sobre la presunta entrada de dineros turbios a la campaña presidencial.

Sin embargo, para el politólogo José Alejandro Sanín Eastman las denuncias interpuestas en la Comisión de Acusaciones, débiles o fuertes, tienden a no prosperar. “Fundamentalmente por la fortaleza del presidencialismo que hay en Colombia. Sin embargo, como se ha dicho, este caso tiene todavía muchos vacíos de información que hacen difícil responsabilizar al presidente por las acciones de algunos de sus funcionarios y más, por las acciones de funcionarios de la Fiscalía y la Policía también involucrados”.

En la línea crítica, el senador del Centro Democrático, Miguel Uribe, convocó una marcha para el próximo 20 de junio y afirmó que denunciará penalmente a Petro: “Invito a una marcha nacional el martes 20 de junio para defender el Estado de Derecho. Denunciaré penalmente a Petro y los ciudadanos debemos rodear las instituciones: a las cortes, al fiscal, a la procuradora, a la fuerza pública y los congresistas que trabajan honestamente”, afirmó Uribe.

Y sentenció convocando al equipo definitivo de opositores del Gobierno, el cual formaría un frente activo, políticamente hablando, que no dudará en ningún momento de seguir golpeando a Petro y la fragilidad que muestra ahora su Gobierno: “Convoco a German Vargas, a Andrés Pastrana, Enrique Gómez, Sergio Fajardo, Jorge Robledo, Paloma Valencia, Paola Holguín y María Fernanda Cabal, y a todos los demás demócratas de Colombia para defender nuestro país”.

Investigación electoral

Al respecto de este escándalo, el Consejo Nacional Electoral abrió una indagación contra la campaña presidencial de Gustavo Petro, por el presunto ocultamiento de pagos a testigos electorales.

Al parecer, cerca de 1000 testigos en ocho regiones del país hicieron su aporte a la campaña del hoy presidente haciendo la veeduría correspondiente durante la jornada electoral de la primera vuelta, labor por la cual fueron remunerados.

Sin embargo, estos pagos no fueron registrados por Gustavo Petro y su campaña ante el CNE, razón por la que se inició la investigación en días recientes.

Además, con relación a los audios de Benedetti, cabe recordar que, en el mes de febrero de este año, el CNE ya había recibido una queja anónima por supuestas irregularidades en el manejo de recursos al interior de la campaña.

En esta se menciona que “Jonathan Ramírez Nieves y Ricardo Roa incumplieron la ley al no reportar las donaciones que se recibieron en efectivo en la sede de campaña y manejaron dineros en las cuentas personales, utilizando de forma indebida los dineros de la campaña, usando una cuenta diferente a la autorizada por el honorable CNE”.

Además, se cuestiona que el Pacto Histórico no presentó los soportes e informes ante el CNE con la celeridad y claridad que requieren estos procesos, con lo cual habrían incumplido la ley.

Gustavo Petro: en la delgada línea roja

Tras la publicación de los audios de Benedetti, agitados, soeces y misóginos, según los críticos, en los que se evidenció una presunta corrupción electoral y el manejo irregular del Gobierno, muchos piden la salida de Petro, en seguidilla de las renuncias de Sarabia y Benedetti; algo que de seguro no está en los planes del presidente.

Para Sanín Eastman, antes de vaticinar si Petro debe salir o no, lo que toca es esperar cómo avanzan las investigaciones para llenar tantos vacíos de información que son necesarios llenar y así poder asignar responsabilidades disciplinarias y penales. “Sin embargo, en el mediano plazo, creo que el resultado de todo esto difícilmente será la caída del Gobierno Petro”, aseguró el docente de la Universidad de Antioquia.

Y propuso: “El presidente, desde ya, debe instar a los involucrados a pronunciarse públicamente con toda la información sobre el caso y que respondan disciplinaria y penalmente si hay lugar a ello. Así mismo, le diría que atienda a las solicitudes de los órganos investigativos y responda las preguntas a la opinión pública, sin dejarse distraer de la labor de gobierno”.

Mismo consejo da Pedro Viveros, analista político: “El país está a la expectativa de cómo evolucionan estas denuncias y las investigaciones que haga la Fiscalía a funcionarios y particulares, en medio de un engendro, una crisis que nadie vio venir y que nadie intervino en su origen en pro de la gobernabilidad; por ello: esta crisis con tan grandes dimensiones por la que estamos pasando”.

Coletazos en el Congreso

Tras la galopante crisis, David Racero, presidente de la Cámara de Representantes, anunció que se frena el trámite de las reformas en el Congreso, a pocos días para tramitarlas antes de terminar el semestre legislativo.

El Congreso decidió frenar en seco las polémicas reformas que avanzaban a paso de tortuga en el legislativo, pues “discusiones tan importantes como esas, que proyectan la transformación del país, no pueden ser mediadas por factores externos que puedan llevar a un desenlace no positivo para el país”.

Además, Racero aseguró que para poder retomar los debates de las reformas a la salud, la pensional y la laboral, primero tienen que reconstruir la coalición de gobierno que ya venía en picada por las relaciones fallidas con el partido Conservador, el Liberal y la U que se bajaron del bus. Sin embargo, el presidente de la Cámara fue enfático en que es el escándalo Benedetti - Sarabia la principal motivación para congelar las reformas sociales de Petro.

Esa suspensión significa que todas las reformas pasan a la próxima legislatura, el problema es que para ese momento el país va a estar en plenas elecciones y los congresistas no van a centrar su atención en las discusiones del Capitolio. Ese panorama en sí, dilata el cambio que prometió Petro.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS