Regional


Gobernador de Sucre propone intervención integral en Montes de María

En el Diálogo Regional impulsado por la Procuraduría General de la Nación dijo que es necesario mantener la estabilidad del orden público en esta región.

EL UNIVERSAL

02 de septiembre de 2020 02:35 PM

Una intervención integral por parte de las instituciones y las comunidades para mantener la estabilidad del orden público en los Montes de María, a fin de evitar que estructuras criminales lleguen a esta zona, propuso el gobernador de Sucre, Héctor Olimpo Espinosa.

Durante el “Gran Diálogo Regional los Montes de María se Mueven por la Paz y la Convivencia Territorial”, organizado por la Procuraduría General de la Nación, el Mandatario de los sucreños, dejó claro el compromiso de su Administración como aliada estratégica, sobre todo en los planes de fortalecimiento de la paz y convivencia no solo en los Montes de María, sino en el resto del departamento.

Indicó que es necesario fortalecer lo comunitario y erradicar la estigmatización de los líderes sociales, quienes no pueden por miedo, renunciar al empoderamiento.

Agregó que no es exagerado cualquier esfuerzo que puedan hacer para desterrar la sombra del pasado de la violencia de los Montes de María, por ello, en el departamento vienen adoptando medidas conducentes a reforzar la presencia institucional en los Montes de María con proyectos que avanzan en materia vial, desarrollo económico y asociatividad, al igual quelos alcaldes tienen un plan muy ambicioso de inversiones.

El Gobierno Departamental de Sucre sugirió que la Mesa de Diálogo de los Montes de María consolide una Secretaría Técnica sólida, que pueda generar una matriz de acciones y de compromisos para que se haga seguimiento periódico, de no más de un mes, que permita medir los avances de la misma.

Propuesta colectiva.

Por su parte, los líderes sociales presentaron una propuesta colectiva denominada “Para una política comunitaria de garantías por la vida y protección territorial”, que cuenta con 8 puntos así:

Elaboración de mapas del riesgo; proyectos productivos de ‘pancoger’; construcción de 15 centros de paz y reconciliación territorial; Festival de la Reconciliación Montemariana; promoción de la diversidad cultural y deporte; fortalecimiento de los procesos de comunicación; creación de un fondo para la vida, y recomendación para las alertas tempranas.