Salud


Celebrar la Navidad, por nuestra salud mental

La epidemióloga Yessica Giraldo Castrillón advierte de la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos. Evite las aglomeraciones, y recuerde que hay formas de celebrar estas fechas.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

22 de diciembre de 2020 12:00 AM

El dilema está servido: ir o no ir a visitar a nuestros familiares este fin de año 2020, para celebrar la Navidad. Y la respuesta está en el repunte de casos tanto en Cartagena como en el resto del país.

Tal como explica la epidemióloga Yessica Giraldo Castrillón, “preocupa el aumento notorio de pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos y es que si muchas personas se enferman, el sistema de salud no puede dar respuesta a todos los que requieran hospitalización, o una cama de cuidado crítico”. Esto no quiere decir que no se deba celebrar la Navidad, y en este aspecto, la psicóloga Martha Cecilia Gutiérrez Restrepo, docente de la Facultad de Psicología de la Universidad CES, dice que persiste el miedo de abrazarnos, darles besos a la familia y reunirnos con ellos, pues de un momento a otro, eso empezó a poner en riesgo nuestra vida. “La pregunta es cómo podemos hacer para celebrar este 2020 porque sí debemos celebrar la Navidad, que es sinónimo de esperanza, época para compartir. Debemos tener esos rituales que nos acercan a las personas que hacen simbólica una época que para todos ha representado amor y conexión. “Entre las posibilidades, podemos reencontrarnos con la familia, sin poner en riesgo sus vidas, acatando todas las medidas de bioseguridad decretadas”, recomienda.

Para la psicóloga, este es el momento en el que debemos tener actos simbólicos especiales, aunque sea a través de las redes, o enviando un objeto especial o regalo que principalmente, haga sentir cerca a la familia. “No va a ser ese año de desfogue, de regalos, consumo y euforia, porque hemos aprendido que lo más importante es la cercanía con los demás, nuestra vida, familia y amigos. Estos regalos deben tener mucho sentido, que muestren agradecimiento y, por otro lado, es bueno que podamos convocar también a través de la tecnología a quienes no podemos abrazar directamente”. La experta explica que este año se ha afectado la salud mental de todos, con angustia, incertidumbre, y aún personas tienen afecciones muy serias. “La Navidad es un momento para recordarnos qué es ser humanos, cuidar a otros. La invitación es cuidarnos pero hacernos sentir cerquita”, finaliza Gutiérrez.

Sí podemos

Cuide a los suyos. El llamado es al auto cuidado, y extremar medidas:

Necesitamos el auto cuidado y el cuidado solidario.

Extremar el uso de la mascarilla de manera correcta.

Lavado correcto de manos tan frecuentemente como sea posible.

Evitar la generación de aglomeraciones, no asistiendo a fiestas y reuniones.