Sucesos


Aliados con mexicanos: caen ‘los Salsas’ y Policía esclarece 22 homicidios

Se destacan los asesinatos de dos personas que no tenían nada que ver con hechos delictivos. Fueron asegurados y enviados a la cárcel por los jueces.

REDACCIÓN SUCESOS

21 de mayo de 2022 10:54 AM

La Policía Metropolitana de Cartagena confirmó que ‘los Salsas’, un banda delincuencial dedicada al tráfico de estupefacientes, también sería la responsable de varios homicidios en La Heroica. Lea aquí: Otro sicariato en Cartagena: ¿Es real panfleto que amenaza a 35 personas?

Dos de esos homicidios habrían sido equivocaciones. El 13 de enero de este año, siendo las 11:30 de la mañana, varios disparos provocaron pánico en el cementerio Jardines del Cartagena, justo cuando se realizaba el sepelio de una persona.

Lo que se dice es que un sicario apareció de la nada y disparó contra un grupo de personas reunidas. En medio de los dolientes estaba Dilson De la Rosa Ahumada, un guía de turismo de Cartagena que murió en el acto en medio de las balas. Lo que se comprobó días después es que esa acción criminal no iba dirigida contra Dilson, sino para otra persona que estaba en ese lugar. El guía murió por estar en el lugar equivocado.

Diez días después, Max Roger Vélez Garcés, un repartidor de flores estaba en su labores cuando una moto se le cruzó en la Avenida Pedro Romero, frente a la Institución Educativa Playas de Acapulco, en el barrio El Líbano. El parrillero le disparó a quemarropa indiscriminadamente. Fue el sábado 23 de enero cuando esta persona se movilizaba en un carro particular. Lea aquí: Sicariato en El Líbano: al carro de Max Vélez le dispararon 22 veces

Entre los homicidios perpetrados están los de un guía de turismo, un vendedor de flores y una ama de casa. Los dos hombres habrían sido por equivocación.

Un reporte señaló que el sicario disparó en 22 oportunidades contra el carro marca Suzuki, de color rojo y placas EGR-327. Al parecer, nueve de esas balas se alojaron contra Vélez Garcés, quien iba conduciendo. Las autoridades, tiempo después, manifestaron que ese crimen tampoco era contra el repartidor de flores, quien al parecer manejaba el carro que no era de su propiedad.

El pasado 1 de abril, Ivonne Aidé Cristancho Gracia, de 32 años, fue otra de las víctima de ‘los Salsas’, asegura la Policía. Este hecho sucedió en el barrio La Paz, cerca a Daniel Lemaitre, siendo las 10 de la noche. Sicarios ingresaron a la casa de la mujer donde estaba con su compañero sentimental, Ángel de Jesús Pastrana Guerrero. Ella estaba con un niño viendo televisión. Lea aquí: ¿Quién era la mujer que mataron los encapuchados en el barrio La Paz?

Ivonne resultó baleada en tres oportunidades y murió sentada en un mueble. Su pareja había quedado herido. El pasado 31 de marzo Pastrana Guerrero falleció como consecuencia de esos disparos. Lea aquí: Murió ‘Angelito’, herido en medio del asesinato de su mujer en La Paz

El reporte de la Policía señala que “esta empresa criminal”, además de ser responsable de una serie de homicidios, también se le investiga por delitos conexos como narcotráfico.

Desarticulada

La Policía Metroplitana de Cartagena informó que gracias a la acción investigativa junto al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y apoyo de la agencia HSI se logró determinar que los autores de esos crímenes fueron los integrantes de una banda autodenominada ‘los Salsas’, que ha tendido sus orígenes en Cartagena y municipios aledaños.

El reporte de la Policía Metropolitana de Cartagena señala que “esta empresa criminal”, además de ser responsable de una serie de homicidios en la ciudad, también se le investiga por delitos conexos como narcotráfico, microtráfico, extorsión y apoderamiento de hidrocarburos.

El grupo delincuencial contaba con el apoyo de carteles mexicanos, quienes hicieron alianzas con estructuras de ‘los Paisas’ y ‘los Caleños’ para apoderarse del control de los puertos y mulles de Cartagena y municipios aledaños del departamento de Bolívar.

Para consolidar su accionar criminal, los cabecillas conocidos como ‘el Cucho’ y ‘Chinga’ ordenaron reclutar menores en las ciudades de Medellín y Cali para actuar como sicario

Los cabecillas

Para consolidar su accionar criminal, los cabecillas conocidos como ‘el Cucho’ y ‘Chinga’ ordenaron reclutar menores en las ciudades de Medellín y Cali para actuar como sicarios.

La organización intimidaba, dice la Mecar, “a la población civil a través de panfletos publicados en redes sociales donde anunciaba las víctimas que se oponían a los intereses de la estructura delincuencial”.

La investigación se inició con la denuncia de una persona en agosto del 2021 que afirmó haber sido amenazada de muerte y extorsionada por este grupo delincuencial en municipios del sur de Bolívar.

El impacto a la organización se dio con la captura de 24 personas a través de orden judicial, nueve notificaciones a personas detenidas en cárceles y estaciones de Policía y la detención de dos personas en flagrancia.

Estas personas, entre ellos los cabecillas, fueron capturados y recibieron medida de aseguramiento en centro carcelario y para solo a una de ellas por su condición se le impuso medida restrictiva de la libertad en lugar de residencia.

Los allanamientos y capturas se realizaron en los barrios El Pozón, Marbella y Corregimiento Bayunca de Cartagena (Bolívar); Villanueva y San Estanislao (Bolívar); Cali (Valle del Cauca); Medellín (Antioquia) Bogotá y Funza (Cundinamarca).

  NOTICIAS RECOMENDADAS