Sucesos


El terrible drama de Erika: le quemaron la casa y su hija lucha por vivir

El incendio habría sido provocado por la expareja de Erika cuando la niña dormía en la vivienda, en Olaya. Esto es lo que se sabe de esa historia.

EDWIN TORRES PADRÓN

26 de enero de 2022 02:39 PM

“Así mismo como se levantó de la cama envuelta en llamas para salvarse, así se levantará de la cama donde está ahora. Mi hija es valiente, es una berraca y Dios es el único que sabe qué hacer con ella”.

Erika Rubio Batista vive el peor de los dramas. Su hija (13) años lucha por sobrevivir a las graves quemaduras que sufrió en el 80 por ciento de su cuerpo durante el incendio que habría sido provocado por su padrastro, Tilson Cantillo Morales, el domingo en la madrugada. Le puede interesar: Asegurado sujeto que quemó vivienda en Olaya: niña lesionada está en UCI

Mientras la madre de siete hijos y abuela de dos nietos espera un milagro, y que la niña sea trasladada lo más pronto posible a un pabellón de quemados en una clínica especializada en Barranquilla, ella recorre una vez más lo que quedó de la vivienda donde vivió en los últimos 14 años.

“Perdí todo, no me quedó nada. Mis cositas, la casa, la ropa, no tengo nada. Vivo ahora de lo que me dan los vecinos. Duermo donde una vecina. Mis otros hijos están donde su papá. Yo solo espero que mi hija salga de esto, aunque los médicos me dijeron que las posibilidades son pocas”, cuenta Erika sobre el suelo chamuscado por el fuego que destruyó su casa y la de su hermana.

13 años
tiene la hija de Erika que se debate entre la vida y la muerte por las quemaduras que sufrió en 80 por ciento de su cuerpo.

Erika está durmiendo a pocas cuadras de su vivienda. Sus vecinos de la calle Líbano del sector El Progreso, en Olaya Herrera, no la han desamparado. Algunos de ellos la han acompañado día y noche a la Casa del Niño. Después de la madrugada de horror que vivieron en la madrugada del domingo, la tarde del martes ha sido la peor.

“A mi hija primero le cambiaron el ventilador para ayudarla a respirar mejor y lo rechazó. Luego entró en crisis y tuvo un amago de infarto, pero la estabilizaron. Ahorita mismo está sedada y tranquila. Ella está luchando por vivir y sé que va a salir de esto”, dice Erika un tanto ilusionada. Lea aquí: En estado “crítico” niña quemada en incendio provocado en Olaya Herrera

Un reporte que se conoció el martes sobre el estado de salud de la menor precisaba que era crítico, por lo que era asistida por especialistas en distintas áreas. “Lamentablemente tenemos que decir que la niña tiene una quemadura extensa que abarca el 80 por ciento de su cuerpo. Es una situación muy crítica para ella, de mal pronóstico. Por esa quemadura tan extensa pueden haber complicaciones desde el punto de vista renal, complicaciones infecciosas, de coagulación intravascular y una serie de situaciones que pueden complicar el pronóstico”, explicó Hernando Pinzón, médico de la Casa del Niño.

Lo dejó hace una semana

Los siete hijos de Erika, dos de ellos ya mayores, vivían con ella en su casa. Todos ellos decidieron pasar el fin de semana en casa de su papá, menos la niña que hoy lucha por su vida. La menor nunca se ha querido “despegar” de su mamá.

Erika Rubio necesita ayuda y si Usted desea colaborarle, principalmente con ropa y alimentos para su hijos, puede contactarla al celular 3043013300.

Sobre su relación sentimental con Tilson, un cotero de 33 años que trabaja en el Mercado de Bazurto, dijo que se conocieron hace año y medio, y asegura que ante las reiteradas discusiones en las últimas semanas decidió mejor terminar ese compromiso. El jueves de la semana pasada (20 de enero) fue la última discusión y Tilson se llevó lo poco que le quedaba en la vivienda de Erika. Lea: Quemó la casa en pelea con su pareja, en Olaya: grave niña de 13 años

“No lo volví a hablar ni a hablar con él. El sábado (22) yo estaba en la fiesta de una sobrina mía aquí mismo en la calle y él se apareció, pero no me dijo nada. Yo me fui a acostar y él se desapareció. Lo que ahora sé es que lo que hizo fue esconderse en la casa de mi hermana y ahí estuvo hasta cuando yo salí el domingo temprano. Al ver que en mi casa solo estaba la niña, le echó candela”, recuerda Erika.

A Tilson no lo dejaron ir del barrio y la Policía debió rescatarlo de lo que era inminente linchamiento. Las investigaciones han revelado que este hombre tiene antecedentes por violencia intrafamiliar y habría provocado la conflagración para darle una lección a su expareja.

Cantillo Morales ya ha sido judicializado por los delitos de homicidio, en grado de tentativa; en concurso con los delitos de violencia intrafamiliar, incendio y daño en bien ajeno, cargos a los cuales no se allanó. El Juez Sexto Penal Municipal con funciones de Garantías ordenó su traslado a la Cárcel de Ternera tras cobijarlo con medida de aseguramiento. Los funcionarios de la Policía que capturaron al hoy procesado aseguran que actuó bajo los efectos del alcohol.

  NOTICIAS RECOMENDADAS