Sucesos


La obsesión por tener un bebé terminó en el brutal crimen de Luz Neida

Detalles del espeluznante asesinato de una mujer embarazada que acuchillaron para sacarle su bebé. Confió hasta el último día en su “amiga”.

El día que mataron brutalmente a Luz Neida Betín Baldovino para sacarle del vientre a su bebé, ella no tenía previsto salir. Todos le advirtieron que se quedara en casa esperando el momento para dar a luz. Tenía ocho meses de gestación.

Fue solo recibir una llamada en su celular de quien consideraba su “mejor amiga” y confidente para cruzar varias calles del pueblo y llegar al parque Centenario, el principal en Sahagún (Córdoba). Le puede interesar: ¡Macabro! Asesinaron a mujer embarazada para sacarle su bebé de 8 meses

Luz Neida nunca sospechó de algo. Ni siquiera la insistencia de Sadith Vanessa Bustamante esa mañana del miércoles 17 de mayo para que se vieran un rato la hizo recapacitar.

Por la mente de Luz jamás se cruzó lo que aquella “amiga” tramaba desde que supo que ella estaba embarazada.

La obsesión por tener un bebé terminó en el brutal crimen de Luz Neida

Aunque llegó a comentarle unos días antes a una familiar a través de un chat de WhatsApp que le parecía extraño que Sadith no tenía historia clínica de su embarazo, y que cada vez que ella se hacía una ecografía se la pedía insistentemente para supuestamente solo ver cómo estaba la criatura, Luz Neida no le puso malicia a nada. Le puedo sugerir: Asesinan a embarazada de 8 meses: le abrieron el vientre con bisturí

Solo estaba feliz porque las dos amigas, aquellas que crecieron juntas y estudiaron la primaria, iban a ser madres por primera vez casi al tiempo.

Tan dichosa estaba Luz Neida con lo que también vivía Sadith que apenas tres días de ese fatídico 17 de mayo le prestó 500 mil pesos a Sadith para que cubriera sus gastos de parto.

Pero en la mente de Sadith no había otra situación que apoderarse del bebé de Luz Neida. Las historias clínicas y los resultados de las ecografías que le pasaba Luz Neida eran las mismas que ella publicaba en sus redes sociales para darle soporte a su fingido embarazo.

La obsesión por tener un bebé terminó en el brutal crimen de Luz Neida

Las publicaciones en Facebook de las dos amigas eran casi semejantes. Fotos de ellas embarazadas y resultados de cómo iban en ese proceso. Lo último que Luz Neida puso en su Facebook fueron zapatos de bebé. Ella ya sabía el sexo y tenía, incluso, el nombre: Marianela. Lea también: Video: “amiga” asesinó a embarazada para robarle a su bebé

Nadie alcanzó a imaginar la trama criminal. Ni siquiera saber lo que para todos era un secreto a voces: no era la primera vez que Sadith fingía un embarazo.

Unos dos años, Sadith antes también dijo que estaba embarazada, pero al final, cuando ya iba a dar a luz, resultó ser algo sicológico, aunque muchos no creyeron esa versión.

“Embarazos paralelos”

Luz Neida nació el 7 de diciembre de 1997. Tenía 25 años, la misma edad que Sadith.

Luz vivió con sus padres en la vereda La Esmeralda, jurisdicción del corregimiento de Chibolo (Sahagún). Allí también estaba residiendo con su compañero sentimental. Lea: Córdoba clama justicia ante aberrante crimen de mujer a la que le sacaron su bebé

La obsesión por tener un bebé terminó en el brutal crimen de Luz Neida

Sadith era su vecina cercana. Esta mujer estaba viviendo en la vereda La Padilla, también en jurisdicción de Sahagún. Esa región está en límites con San Marcos (Sucre).

Por el mal estado de la vía a San Marcos, a raíz de las lluvias, Luz Neida prefirió hacerse sus controles de embarazo en el hospital local de Sahagún. Lo mismo hizo Sadith desde que supo del embarazo de su “amiga”.

25
años tenía Luz Neida Betín. Hija de los comerciantes y agricultores Rafael y Sonia.

El fin de semana del 13 y 14 de mayo, Luz Neida se trasladó a Sahagún, a casa de un familiar, para esperar su parto y evitar contratiempos. Se lo contó a Sadith y esta, entonces, también decidió irse a ese municipio. Alquiló una casa por días. Lea: Capturan a mujer por crimen de embarazada: a Luz Betín le sacaron su bebé

En la mañana del miércoles 17, Sadith convidó a Luz Neida para verse en el parque. Muchos creen que debió darle un bebedizo extraño, de otra manera no se explican cómo la convenció para sacarla de Sahagún y llevarla en un “moto-carro” al corregimiento de Los Amarillos, a pocos kilómetros.

La obsesión por tener un bebé terminó en el brutal crimen de Luz Neida

Convencidos de que Luz había ido a un control, sus allegados en Sahagún y su pareja comenzaron a preocuparse cuando era mediodía y no regresaba. La reportaron como desaparecida e iniciaron su búsqueda.

La tragedia se conoció a las 4 p. m. Residentes del pueblo hallaron el cuerpo de Luz Neida en medio de la maleza, con dos lesiones causadas con arma cortopunzante: una profunda en el abdomen y otra en el cuello.

¿Sadith, actuó sola?

Las sospechas sobre Sadith comenzaron a hacerse más fuerte cuando se conoció por parte de pobladores que la vieron caminando por Los Amarillos con la víctima poco antes del hallazgo del cuerpo.

El señalamiento se hizo más directo cuando los médicos informaron que no estaba comprobado que había dado a luz ese bebé que llevó en sus brazos al hospital. Lea: La carta para Milagros, la bebé que fue raptada del vientre de su madre

La obsesión por tener un bebé terminó en el brutal crimen de Luz Neida

Mientras la tragedia y el dolor cubrían con su manto a Sahagún, poco a poco se iban conociendo detalles del crimen. A Luz Neida la habrían acuchillado al resistirse cuando le practicaban una cesárea casera en medio del monte.

No está claro si solo actuó una persona, lo que si hace parte de la investigación es que Sadith llegó a una parcela cercana diciendo que acababa de parir en un rastrojo.

“Yo la ayudé, junto a mi mujer, limpiamos a la niña y de inmediato llamamos a una ambulancia para que la llevara al hospital, pero ella no se quiso subir, sino que prefirió irse en una moto”.

“Quedé con la duda, porque la noté en una actitud nerviosa y decidí, junto a unos vecinos ir a ver el sitio en el que había quedado la placenta, pero nuestra sorpresa fue mayor cuando encontramos a una mujer muerta, con dos heridas, una en el cuello y otra en el abdomen”, contó un labriego de la zona. Lea: “La mujer llegó a mi parcela con una bebé y me dijo que había parido en un rastrojo”

Al día siguiente, Sadith fue capturada por la Policía como la principal sospechosa del crimen de su “amiga”. A su pareja sentimental, quien extrañamente nunca notó que fingía un embarazo, lo retuvieron, pero luego dejaron libre al no hallar pruebas en su contra.

Sadith Vanessa Bustamente fue enviada a la Cárcel Las Mercedes, en Montería, por su presunta responsabilidad en los delitos de feminicidio y secuestro, ambos agravados.

La Fiscalía asegura que “la investigación da cuenta de que la procesada habría extraído del vientre de la víctima al bebé de ocho meses de gestación para hacerlo pasar como suyo”.

Agrega el ente acusador que “labores de Policía Judicial permitieron establecer que Bustamante habría sido la persona que causó la muerte de su amiga de colegio Luz Neida, ya que posterior al feminicidio, la mujer manifestó haber dado a luz a una niña, que médicamente no pudo ser comprobado”.

Piden justicia

Luz Neida fue sepultada el domingo 21 de mayo en el cementerio de Belén, en jurisdicción de San Marcos. Su familia, en especial, sus padres, están aún anonadados. Aún no asimilan el golpe. Luz Neida era hija única por parte de mamá.

Sus allegados, entre ellos Manuel Vásquez, piden justicia. Esta tragedia los dejó con mucho dolor. Por lo pronto, la bebé de Luz Neida, a quien le pusieron como nombre Milagro, sigue bajo atención del Bienestar Familiar. Está bien de salud.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS