Revista viernes


¿Cómo prevenir problemas de salud mental en los menores?

Identificar un padecimiento de este tipo en menores puede ser posible al presentar retrocesos en conductas que ya tenía aprendidas.

REVISTA VIERNES

23 de septiembre de 2022 12:00 AM

En el mundo, cada año, se registran cerca de 800 mil suicidios. Por su parte, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), indican que la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y es uno de los que más se presenta en niños, niñas y adolescentes. Además, un tema que se ha advertido y que se debe tener en cuenta, es que se deben sumar los impactos negativos de la pandemia, ya que los menores vivieron situaciones inéditas y altamente estresantes.

Sobre este asunto, Begoña Albalat, docente del Grado en Psicología de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), explicó que este tipo de problemas se pueden identificar, entre otros, cuando los niños y niñas muestran un retroceso en conductas que ya tenían aprendidas como no volver a controlar esfínter o muestran dificultad en la gestión de emociones.

A nivel global, la depresión es uno de los trastornos más frecuentes en niños, niñas y adolescentes.

“Esto se puede notar en rabietas, llanto, dificultad para dormir, dificultades para comer o socializar. En ese caso, lo primero que se debe hacer es asistir al pediatra que, probablemente, recomendará el análisis de un psicólogo especialista en infancia”, aseveró la experta de VIU. (Lea aquí:¿Qué hacer tras un intento de suicidio? Claves para actuar a tiempo)

Es importante entender que cualquier oportunidad es propicia para que un niño visite un experto de la salud mental, sobre todo cuando no es capaz de expresar ciertas cosas que se hacen normalmente, asimismo, los padres deben estar abiertos a estar en las consultas, pues serán parte fundamental para entender todo el contexto en el que se está desenvolviendo el menor.

“Los padres pueden ayudar a sus hijos acudiendo a terapia para consultar dudas, actuando rápido ante la más mínima sospecha de que algo no va bien o -incluso- de manera preventiva consultado a profesionales especializados para que les den pautas de cómo cuidar la salud mental propia y la de sus menores”, destacó Begoña.

Al momento de requerir ayuda, primero se debe analizar el comportamiento del menor, pues cada caso es particular y vendrá de algún antecedente cada problemática. El trabajo con niños tiene como particularidad que se realiza casi en igual medida que con los padres, aunque cambia a partir de la adolescencia. Los trastornos asociados a la ansiedad también suelen ser muy frecuentes en los pequeños.

Más datos de la OMS, específicamente para la región de las Américas, estima que en promedio 100.000 personas se suicidan al año. Los diez países con el mayor número de casos son Estados Unidos (49.394), Brasil (13.467), México (6.537), Canadá (4.525), Argentina (4.030), Colombia (3.486), Chile (1.893), Cuba (1.596), Perú (1.567) y Bolivia (1.326).

Hay que prestar mucha atención, ya que existe una gran cantidad de niños en condiciones muy oposicionistas, las cuales -a veces- esconden problemas más complejos como la depresión infantil, que puede traer melancolía, falta de ilusión y desesperanza, algo sumamente grave, porque un pequeño sin ganas de vivir la vida, es decir a una corta edad, podría acarrear problemas por siempre.

  NOTICIAS RECOMENDADAS