Cartagena


Caracoles africanos y las razones por las que Cartagena debe preocuparse

El EPA Cartagena ha atendido más de 100 casos en lo corrido del 2021. Conozca cuál es la peligrosidad de esta especie.

REDACCIÓN CARTAGENA

23 de noviembre de 2021 12:01 PM

Aunque el COVID-19 sigue presente y cobrando vidas en Cartagena, otra enfermedad se ha robado la atención en las últimas semanas por su peligrosidad, especialmente contra los menores de edad: el dengue.

(Lea: Cartagena, la segunda ciudad con más casos de dengue en el país).

A la fecha son decenas los casos confirmados de dengue en la ciudad, sobre todo en barrios vulnerables como El Pozón, Olaya Herrera o Nelson Mandela, en donde las autoridades han redoblado los esfuerzos para erradicar los criaderos y frenar la proliferación del mosquito que lo produce.

Sin embargo, hay otra preocupación que asoma en diversos sectores y que mantiene en alerta a las entidades ambientales. Se trata del caracol africano, una especie exótica invasora, considerada una de las 100 clases más perjudiciales y peligrosas del mundo, tanto para el ambiente como para la salud humana.

(Lea: EPA alerta por el aumento de caracoles africanos en Cartagena; ¿qué hacer?).

Según el Establecimiento Público Ambiental, EPA Cartagena, recientemente se hicieron intervenciones en Las Gaviotas, Los Alpes y 13 de Junio, donde los residentes denunciaron que había proliferación de esta especie.

Las actividades de los funcionarios del EPA se concentraron inicialmente en el área aledaña al caño San Antonio y canal Doña Chepa.

La entidad distrital informó que en lo corrido del 2021 su personal técnico ha atendido más de 110 casos.

(Lea: Llegó la temporada de los caracoles africanos, tenga cuidado).

Cabe recordar que para reportar la presencia de este caracol, la ciudadanía debe comunicarse a través del correo: atencionalciudadano@epacartagena.gov.co

¿Qué es el caracol africano?

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible explica que este molusco contiene parásitos en su baba que ocasionan graves enfermedades como la meningitis, la bronquitis, la estrongiloidiasis, entre otras.

Este caracol se reproduce por huevos en la arena y la humedad.

(Lea: Alertan sobre presencia de caracol africano en barrios de Cartagena).

Diferenciar el caracol africano con el normal o nativo no es sencillo y por eso se aconseja no manipularlo, en su lugar se debe avisar al EPA.

El caracol africano tiene una concha cónica con rayas longitudinales de color marrón oscuro y beige muy marcadas, su tronco y cabeza tienen textura gomosa y de color marrón. Puede alcanzar hasta los 30 centímetros de longitud y la concha en su parte final posee entre 7 y 9 espirales.

(Lea: Pánico en El Prado por invasión de caracoles africanos).

Por su parte, el caracol nativo posee concha cónica, color hueso, gris o pardo claro, con líneas suaves o casi inexistentes y su tamaño es hasta 5 centímetros.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS