Cartagena


Lo que hay detrás de los proyectos para arreglar la malla vial en Cartagena

Esta semana se espera que finalmente la Secretaría de Infraestructura adjudique el primer paquete de obras para recuperar la malla vial.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

10 de mayo de 2021 12:00 AM

Según Cartagena Cómo Vamos, desde 2012 la ciudad no aumenta sus 1.832 kilómetros de carril construidos y por el contrario el parque automotor crece cada día más, haciendo que las vías sean insuficientes. La solución parece simple: construir más carreteras. Sin embargo, la falta de un Plan de Ordenamiento Territorial no permite crear proyectos en ese sentido.

Para el secretario de Infraestructura del Distrito, Luis Villadiego, “una vez el POT se termine y se conozca de qué forma va a desarrollarse la ciudad los próximos 15 años, nosotros podemos decir dónde se necesitan vías y de qué características, porque ampliación vial también significa conexiones, variantes, deprimidos y otras rutas que conecten a la ciudad”.

Mientras todo eso ocurre, que será a largo plazo, los esfuerzos se concentran en mejorar la débil malla vial que tiene Cartagena y que hace años no recibe grandes inversiones, en parte, por la discontinuidad de los proyectos ante los cambios administrativos en las dependencias. (Lea aquí: Distrito vuelve a aplazar adjudicación de obras para la malla vial)

Fase uno de reparación

El 18 de febrero de 2021 la Secretaría de Infraestructura abrió el proceso de licitación pública No LP- SID- UAC- 2021 por $7.996.766.100, para hacer reparaciones en la malla vial de la avenida Santander, el sector Ronda Real, algunas calles del Centro Histórico, el contraflujo Nuevo Bosque y reparcheo locativo general. El proceso ha sido de tanto interés general que la cantidad de oferentes llevó a modificar el calendario de contratación, mientras la ciudadanía pide con urgencia que se hagan las obras.

“La primera audiencia de adjudicación debió llevarse a cabo en abril, pero ya estamos en mayo y no se ha hecho porque el volumen de propuestas, y el número de empresas que están participando, hacen que sea compleja la evaluación; estoy hablándote de 167 oferentes que los componen unas 306 empresas”, explicó Villadiego.

Añadió que además de esta licitación también está en curso la contratación de la interventoría, a la que se presentaron 91 proponentes, y que estos números no se pueden ver como una simple cifra, ya que son una muestra de que hay muchas empresas queriendo buscar contratos, mirando dónde hay dinero para ejecutar obras, en medio de la reactivación económica. (Lea aquí: 91 proponentes para interventoría de obras en la malla vial de Cartagena)

“De ese número de empresas, 90 son de Bogotá, le siguen de Cartagena, Barranquilla y Montería. Hay que revisar hace cuánto no se ve esto dentro del Distrito y cuántas licitaciones a nivel nacional han tenido tan amplia convocatoria”.

El jefe de la cartera también señaló que entiende el desespero de la ciudadanía, pues el estado de la malla vial es crítico, pero que se tiene que esperar que se haga la audiencia de adjudicación (prevista para el 14 de mayo) para que se inicien las obras.

“El proyecto lo lanzamos sin anticipo para garantizar que, una vez se firme el acta de inicio, la obra arranque. De lo contrario, habría que firmar contrato, legalizar, firmar estampilla, pasar cuenta de cobro, hacer la transferencia y estamos hablando de varias semanas más”, sostuvo Villadiego.

¿Y la fase dos?

Paralelo a la estructuración del primer paquete de obras, la dependencia también trabajó en una segunda fase que ya está lista, pero se tardará un poco más porque aún no hay recursos disponibles. Aquí se contemplan obras en vías como la Marginal de Juan Angola, la Perimetral, en el barrio Los Alpes y Las Gaviotas.

“En la Secretaría de Infraestructura ya nos estamos gastando los recursos que están apropiados para este presupuesto; para nosotros poder abrir la segunda fase de la malla vial, se tienen que incorporar los recursos que no se utilizaron el año anterior y sumarlos al presupuesto de este año. Eso pasará cuando el Concejo apruebe el proyecto de incorporación. Mientras no tengamos una disponibilidad presupuestal, no se puede abrir una licitación porque no estaría respaldada financieramente”, explicó el funcionario.

En este tipo de casos, una vez se apruebe la incorporación, la dependencia le pide el presupuesto a Hacienda, se expide la disponibilidad presupuestal y sale la siguiente licitación. Cabe recordar que estas obras hacen parte del programa “Salvando Vías”, con el que el Distrito busca ejecutar más de 30 proyectos para los sectores de las tres localidades e intervenir los puntos más críticos y vías intransitables de Cartagena.

Por otra parte, si bien, tanto la fase uno como la fase dos permitirán reparar importantes tramos viales de la ciudad, no deja de ser una preocupación que al cabo de un tiempo estos vuelvan a quedar en mal estado por la falta de mantenimiento. Un problema que no solo ocurre en las vías, si no en otras obras de infraestructura de la ciudad.

En ese sentido, el secretario Villadiego aclaró que los proyectos de mantenimiento de vías hay que estructurarlos de mejor manera para que haya recursos.

“Se debe disponer siempre de un rubro mínimo por cierto valor que permita atender las necesidades de la malla vial. No es que sea difícil, sino que cualquier proyecto requiere de financiación, entonces estamos hablando de un tema de recursos. Tiene que existir una fuente clara que siempre esté otorgando dinero para que siempre sea invertido en las vías, es una mecánica que hay que generar porque es un tema cíclico”.

Otros proyectos

Más allá de los procesos contractuales que toman meses y deben cumplir con muchos requisitos, la Secretaría de Infraestructura también busca implementar otros modelos de trabajo que permitan mejorar la malla vial con el apoyo de las empresas privadas y la comunidad.

“En los próximos días vamos a abrir una convocatoria que se llama ‘Banco de máquinas’ y vamos a tener a nuestra disposición retroexcavadoras, motoniveladoras, carrotanques, vibrocompactadores, minicargadores, etc., que nos va a ayudar a pavimentar en un proyecto de pavimentación participativa”, contó Villadiego.

Explicó que en las últimas semanas se ha hecho un trabajo de socialización con los barrios que requieren pavimentación para explicarles que hay tres alternativas para llevarlo a cabo: la primera, con recursos propios del Distrito; la segunda, que el Distrito haga un crédito y que ejecute las obras; y la tercera, a través de acciones participativas. A esta última es a la que le apunta la entidad, teniendo en cuenta la falta de recursos.

“Un proyecto de pavimentación participativa se presta para que si el pavimento vale 10 pesos, el Distrito pone 4 pesos, los privados ponen 3 y comunidad pone 3 pesos. Nosotros podemos poner ingenieros, diseñadores y máquinas, pero se requiere cemento, arena, piedra y mano de obra. Por ejemplo, Argos nos dijo que nos iba donar 2.800 toneladas de cemento, fundaciones nos dicen que nos regalan dinero en materiales si las obras son en tal barrio, y hay otros que colocan la mano de obra gratis”.

De acuerdo con el funcionario, la iniciativa ha tenido buena receptividad en barrios como Los Caracoles, donde las calles son angostas, y Escallón Villa.

“Este proyecto lo vamos a lanzar a principios del próximo semestre, cuando tengamos el banco de maquinas contratado. Nosotros estructuramos el proyecto y entre los líderes del barrio cotizan, les decimos cuánto es la cantidad y ellos hacen la compra, solo tienen que colocar el material el día que lo necesitemos”, concluyó el servidor público.

  NOTICIAS RECOMENDADAS