Cartagena


Los críticos hallazgos de Dau en el empalme de la Alcaldía

Deudas millonarias, falta de transparencia y grandes deficiencias en la diferentes entidades del Distrito fueron algunos aspectos que salieron a flote durante la socialización del empalme.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

20 de diciembre de 2019 06:00 PM

En una audiencia pública sin precedente alguno en la ciudad, en la cual por primera vez se socializó de manera abierta a los cartageneros los diferentes hallazgos en el proceso de empalme entre la administración saliente y el mandato entrante, el alcalde electo William Dau, le dio el paso a los diferentes encargados de la comisión para que presentaran ante la ciudadanía su balance de lo que encontraron en cada una de las entidades distritales.

A continuación, les presentamos aquellos aspectos críticos que los coordinadores encontraron durante este período.

Hacienda

El empalme en este aspecto estuvo a cargo de Dewin Pérez, quien recientemente fue designado como Secretario de Hacienda Distrital para el período 2020 - 2023 por el alcalde electo William Dau.

(Puede leer: William Dau ya escogió a su secretario de Hacienda)

Pérez alertó sobre un serio déficit fiscal para el presupuesto 2020 por cuenta de una cantidad excesiva de gastos, que superan con creces a los ingresos.

Estos ingresos de carácter limitado, según Pérez, sacrifican las inversiones que debería hacer la ciudad en aspectos claves para la economía y el mejoramiento de la calidad de vida de los cartageneros.

A su vez destacó que existe una infraestructura tecnológica deficiente en los programas informáticos necesarios para el desarrollo de las actividades que se ejecutan en la secretaría, la cual perjudican su gestión.

En la misma de la medida se detectaron deficiencias en el archivo y se alerta de que no hay un crecimiento proporcional entre el número de predios en Cartagena y el recaudo.

Por último, se resalta la creciente cultura del no pago de impuestos por parte de los ciudadanos, provocada principalmente por la falta de confianza que tienen los cartageneros en la gestión de los recursos públicos.

En este sentido, Pérez afirmó que “se va a recuperar la confianza en la Secretaría de Hacienda con gestión pública transparente y personas capacitadas en el cargo con estatura moral”.

“Vamos a tener un plan de choque coordinado con las otra secretarías. Hay recaudos que se están haciendo ineficientemente, hay rubros que no se están moviendo”, puntualizó.

Por este motivo, Pérez finalizó su intervención anunciando que desde su gestión le apostará a instaurar una Secretaría de Desarrollo Económico en el Distrito.

Despacho

En despacho, que contempla las oficinas de informática, protocolo, prensa, control interno, control disciplinario, el programa ‘Más Familias en Acción’, el Consejo Consultivo y la Secretaría Privada, se llegó a la conclusión de que se necesita más modernización en cada una de estas oficinas.

Esto teniendo en cuenta que actualmente cursa una sanción de Microsoft al Distrito por un valor de 700 millones de pesos por uso de software ilegal.

A su vez se alertó de un elevado número de contratistas para el cumplimiento de funciones de carácter misional y un retraso en la implementación del Modelo Integrado de Planeación y Gestión MIPG.

Además, al alcalde electo hizo énfasis en el hecho de que en el área de control disciplinario sólo labora un único funcionario, lo que podría justificar la falta de efectividad de esta oficina.

Gestión pública

El área de Gestión Pública, estuvo a cargo de Mónica Fadul, a quien Dau nombró como “gerente de la ciudad”. En este punto Fadul aseguró que existen elevados costos en el arrendamiento de inmuebles y que se ha dado un alarmante aumento de la contratación por Orden de Prestación de Servicios (OPS).

(Le recomendamos: Mónica Fadul es la gerente para la ciudad que quiere el alcalde Dau)

Así mismo puntualizó en que actualmente se tiene una deuda en relación a los servicios públicos, la cual asciende a más de 2 mil millones de pesos.

Otro de los puntos críticos es el riesgo de pérdida de la conectividad en la que se encuentra la administración local por cuenta de una deuda de 7 meses con el proveedor.

Planeación

En cuanto a planeación, se volvió a tocar el tema de la desactualización del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), y la deficiente gestión para determinar la precisión de la población censada en Cartagena.

También se identificó la necesidad de mejorar el número de encuestas para cumplir con las metas el Sisbén IV y fallas en el control de licencias urbanísticas otorgadas en la ciudad.

Jurídica

En el área jurídica se volvió a comentar el deplorable estado en el que se encuentra el Distrito en cuanto a desacatos judiciales, tratándose la mayoría de obras de infraestructura educativa en las cuales no han habido los recursos para ejecutarlas.

(Lea: 2.181 procesos activos en contra del Distrito)

Además se ha evidenciado un aumento en cuanto a las demandas que cursan contra el Distrito. Según el informe estas asciende a cerca de 2200 demandas que sumaría aproximadamente 845 mil millones de pesos.

Infraestructura

En infraestructura, Carolina Calderón, encargada de esta área, que además cubre aspectos como Edurbe, Corvivienda y Valorización, aseguró que no existe como tal una política de obras públicas ni un plan de ejecución de obras para ejercer control, lo que hace que se trabaje sin una visión de territorio.

“No podemos esperar resultados si no hay una buena planeación. En este cuatrienio Cartagena tuvo 4 secretarios de infraestructura”, aseguró Calderón, quien además llamó la atención acerca de que hace 13 no se ejecuta una obra por valorización en la ciudad.

Movilidad

En cuanto a movilidad, el experto Ramón Torres aseguró que desde 2018 el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT) viene presentando un déficit financiero. “Estamos hablando de 1.500 millones de pesos mensuales”, dijo.

Además, habló que existe una elevada cartera por falta de gestión, la cual asciende a 324 mil millones de pesos que pudieran convertirse en inversión para la ciudad.

En cuanto a Transcaribe, se criticaron las demoras en el proceso de chatarrización y la determinación de la tarifa que debe aplicarse para el 2020.

(No deje de leer: Faltan 792 buses del TPC por chatarrizar)

El alcalde electo William Dau, también se refirió en este punto a la coimas que reciben los agentes del Datt para exonerar a algunos infractores de comparendos y también dijo que considera la instalación de un secretaría de movilidad.

Ambiente

En ambiente se encontraron debilidades en el sistema integral de monitoreo y también deficiencias en el cumplimiento de las funciones de la Policía Ambiental del Distrito.

A su vez se detectaron ineficiencias en los sistemas de vigilancia ambiental sobre el perímetro urbano de la ciudad en los componentes de agua, suelo, residuos sólidos, paisaje, flora y fauna.

(Lea aquí: Cartagena se sigue rajando en la medición del medio ambiente)

“Es necesario reforzar los sitios de monitoreo, estos deben responder técnicamente a cálculos estratégicos”, expresó la comisión.

De la misma manera se resaltó la importancia de aumentar el cobro de las licencias, permisos y multas que se hacen desde las autoridades ambientales, ya que actualmente el recaudo resulta pésimo., y también se criticó la nula operatividad de la Bocana Estabilizadora de Mareas.

Gobierno local

En el apartado de gobierno local, se habló de que actualmente la actividad de las localidades no está vinculada al gobierno central, y se criticó la falta de transparencia en las llamadas fundaciones sin ánimo de lucro (ESALES).

También se alertó sobre la deficiente gestión con la evaluación de los contratos en ejecución con dineros de los Fondos de Desarrollo Local.

En este punto también se exploró la posibilidad de crear dos localidades más en la ciudad.

Turismo

En turismo se habló especialmente de la falta de responsabilidad directa en la en la implementación del Plan Sectorial de Turismo y en la falta de una política pública que regule la actividad, ya que ninguna de las dos entidades encargadas de este sector asume la vigilancia y el control del turismo en Cartagena.

En este sentido se incentivó a la creación de una Secretaría de Turismo que se encargue de abarcar todos estos temas.

Aparte de esto también se evidenció un aumento de la parahotelería, las agencias informales y de promotores en las calles.

Educación

En educación se habló principalmente de que existe una desfinanciación de la misma que afecta a por lo menos 125 mil estudiantes en Cartagena que se benefician de la educación pública.

Se criticó la infraestructura educativa precaria y también su baja calidad, especialmente en las zonas insulares.

En la misma medida se criticó la ausencia de un modelo de contratación efectivo del Programa de Alimentación Escolar (PAE) que garantice mejores precios y cobertura.

Convivencia y seguridad

El encargado de convivencia y seguridad Adelfo Doria se refirió a la falta de modernización del cuerpo de bomberos y a los riesgos en la atención de incendios y emergencias en islas, zona norte y el sector industrial.

También se alertó sobre la falta de personal que tienen programas significativos como Salvavidas, la Cárcel Distrital, Víctimas, Inspecciones, Comisarías de Familia y Casas de Justicia.

Por último se habló de los escasos avances en espacio público como del deterioro de parques que fomentan la inseguridad.

Participación

En el área de participación que está a cargo de Armando Córdoba, quien también se desempeñará como secretario de esta dependencia, se habló de la falta de políticas públicas en la ciudad que perjudican la inclusividad de grupos vulnerables.

Córdoba criticó que en la Secretaría de Participación este año se ejecutaron 3.665 contratos y que el 70% de ellos corresponden a la “cobertura de apetitos burocráticos”, que han repercutido en el retraso en la formulación de las políticas públicas necesarias para la ciudad.

Aseguró que son 260 mil habitantes de Cartagena los que no tienen los recursos necesarios para poder garantizar su calidad de vida y que es necesario trabajar para erradicar esa cifra.

Salud

“Vamos a recibir la salud en cuidados intensivos”: Así se refirió Lidys Ramírez, encargada de el empalme en el tema de salud a la situación de este aspecto en Cartagena.

Ramírez habló del alto pasivo que existe (más de 200 mil millones de pesos) y de los procesos ejecutivos de embargo que cursan en contra del Distrito (27 millones de pesos), así como de la pésima infraestructura hospitalaria que hay en la red pública.

Además apuntó que la ESE Cartagena se encuentra en un Programa de Saneamiento Fiscal y Financiero.

Cultura

En cultura se habló principalmente de algunos asuntos pendientes como el desalojo por posible desplome del edificio Torre del Reloj en la Plaza de los Coches, la infraestructura deficiente de las bibliotecas distritales y el hecho de que el 90% de la contratación en el Instituto de Patrimonio y Cultura (IPCC) sea de forma directa.

Deporte

Finalmente en la rama de deporte se habló de un crítico déficit financiero que ya lleva tres años dentro del Distrito, el cual se acerca a los 9.500 millones de pesos.

Además se informó que existen 253 cuentas por pagar, incluyendo a deportistas de altos logros y que los administradores de los escenarios deportivos desde el mes de octubre están trabajando sin contrato.

(Deportistas protestaron en la Alcaldía por deudas del Ider)