Cartagena


Transcaribe: desde medianoche, usuarios no tendrán puntos de recarga

Así lo dio a conocer Dataprom, la firma proveedora del software y la tecnología a cargo del recaudo de Transcaribe e integrante del Consorcio Colcard.

WENDY CHIMÁ P.

20 de marzo de 2021 03:01 PM

Para nadie es un secreto la difícil situación económica que atraviesa el Sistema Integrado de Transporte Masivo de la ciudad – Transcaribe -, por lo que podría quedar paralizado en cualquier momento, así como lo admitió su gerente, Sindry Camargo, en días pasados ante el Concejo Distrital, donde se discutió sobre el SITM.

Lea aquí: Gerente de Transcaribe admite que sistema está en riesgo de parálisis

Eso dejó preocupados no solo a los usuarios de este sistema de transporte sino también a los conductores, quienes a través de una protesta simbólica, con carteles en los buses, le pidieron al alcalde que no dejara morir al sistema, esto después de conocerse que William Dau, no accedió a hacer el préstamo de unos 43 mil millones a Findeter para solventar la crítica situación financiera por la que atraviesa Transcaribe.

Lea aquí: Alcalde dice por qué no ha pedido préstamo para Transcaribe

Y como si eso fuera poco, Dataprom, la firma proveedora del software y la tecnología a cargo del recaudo de Transcaribe e integrante del Consorcio Colcard, a través de un comunicado de prensa indicó que desde hoy, 20 de marzo, a medianoche, no prestarán más el servicio de recargas a los usuarios en los puntos externos que tiene el sistema, la página web ni en la estaciones, lo que quiere decir que aquel usuario que no recargó su tarjeta completa, no podrá subir a este medio de transporte.

Las razones

“La decisión se adoptó por los incumplimientos reiterados y sistemáticos de Transcaribe y las enormes deudas de esa entidad con el Consorcio, que se agravaron en medio de la pandemia. A pesar de que Dataprom venía alertando, desde hace 8 meses, a Transcaribe sobre la inminencia del colapso, la entidad no tomó las medidas necesarias para evitarlo”, explica el comunicado.

Recordemos que el sistema de recaudo electrónico es vital para que este servicio de transporte pueda seguir su funcionamiento, pues a través de este es que los usuarios pueden comprar sus pasajes y acceder al Sistema Integrado de Transporte Masivo sin contratiempos, aumentando así la capacidad adquisitiva del SITM.

“Dataprom se vio obligada a suspender su servicio ante los gravísimos y reiterados incumplimientos de Transcaribe, que no le han permitido al sistema integrado de transporte masivo de Cartagena, alcanzar el equilibrio económico. Esta situación se vio agravada por la emergencia sanitaria del COVID-19, que ocasionó una enorme reducción en la demanda de transporte que ha llegado a caer hasta el 95%. Tan grave es la situación que el Consorcio Colcard ni siquiera está recibiendo los ingresos necesarios para pagar los costos mínimos de operación, debido a los incumplimientos de Transcaribe.

Esta alarmante situación fue puesta en conocimiento de Transcaribe, desde agosto del año pasado, por parte de Dataprom, como proveedor e integrante del Consorcio Colcard. Lo hizo de forma insistente, y en repetidas ocasiones, pero Transcaribe no ha logrado ofrecer una solución y no se vislumbra que lo pueda hacer en el futuro cercano”, reza en el comunicado.

Lea aquí: Protesta simbólica en buses: “Alcalde, no deje morir a Transcaribe”

Con esta decisión se afectarán más los ingresos financieros de Transcaribe y además hará que “todo el sistema de gestión y control web no estará disponible; los cargadores en estaciones dejarán de operar y el Centro de Atención al Usuario (CAU) quedará inoperante. Transcaribe no podrá despachar y controlar buses porque el Sistema de Control de Flota estará inactivo. Si Transcaribe envía los buses a la calle, los operadores y los usuarios no tendrán información sobre ellos. Las personas que no posean saldo en su tarjeta, no podrán acceder al sistema y Transcaribe no tendrá ninguna información de los usuarios que conservan crédito en su tarjeta y acceden al SITM”.

En el comunicado, la empresa asegura que durante el 2020, “el Consorcio Colcard recibió solamente el 32% de los ingresos proyectados, aunado a los incumplimientos reiterados, como es apenas comprensible no le permite a Dataprom (como proveedor y operador técnico del Consorcio Colcard) seguir prestando el servicio de recaudo de Transcaribe, la operación de los recorridos de los vehículos y el control de ingreso a los vehículos, articulados y estaciones, mediante el uso de tarjetas y validadores, además de otras operaciones”.

Dataprom asegura que han estado cumpliendo todas sus obligaciones bajo el Contrato de Concesión, pero ha sido obligada a soportar unas cargas económicas que legalmente no le corresponden y ha enfrentado una situación que ya es insostenible.

Lea aquí: Gobierno nacional, la única opción para salvar a Transcaribe

Ante esto explican en el comunicado que “ha hecho esfuerzos a los que no está obligada legalmente, exclusivamente con el propósito que el sistema pueda seguir operando y pensando en la ciudadanía cartagenera, a pesar de los incumplimientos y las cuantiosas deudas que se han ido acumulando por parte de Transcaribe.

Transcaribe: desde medianoche, usuarios no tendrán puntos de recarga

Los usuarios tampoco tendrán información de los buses. // Julio Castaño - El Universal

Al verse sumergida en esta crisis tan profunda, el 31 de agosto de 2020, Dataprom le comunicó a Transcaribe que le resultaba imposible seguir cumpliendo con las obligaciones establecidas en el Contrato de Concesión y le pidió lo justo: que cumpliera con sus obligaciones y que adoptara las medidas necesarias para viabilizar el sistema”.

Todo indica que Dataprom hizo muchos esfuerzos para evitar llegar a esta decisión de suspender el recaudo, sin embargo explican que “la oferta de Transcaribe consistió en que se trabajaría, con celeridad, para lograr una solución que permitiera lograr la viabilidad del Contrato de Concesión. Los diálogos de octubre no se materializaron y el cronograma de las mesas de trabajo, planteado por Transcaribe para tener una definición en los primeros días de febrero, no solo no se cumplió, sino que a la fecha tampoco se vislumbra una solución satisfactoria y viable en el futuro inmediato.

Adicionalmente, esta semana se puso en evidencia un hecho muy preocupante y sorprendente: que información crítica planteada por Transcaribe, en desarrollo de las mesas de trabajo como posible instrumento para resolver la grave situación del sistema integrado de transporte masivo de la ciudad de Cartagena, como es el caso de un crédito con Findeter, no correspondía a la realidad”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS