Salud


COVID-19: ¿qué hacer si mi prueba da positivo?

Si te acaban de notificar que estás contagiado del nuevo coronavirus, este decálogo es para ti: expertos recomiendan qué hacer para que tus días con COVID sean lo menos traumáticos posible.

CRISTIAN AGÁMEZ PÁJARO

15 de mayo de 2021 11:23 AM

Cartagena atraviesa por su tercera ola de COVID-19. A más de un año de haber aparecido el primer contagio en la ciudad, el martes 11 de mayo de 2021 se reportó la cifra más alta de muertos por coronavirus en un solo día: 16. Es por esto que las autoridades de salud mantienen la alerta y hacen un llamado a seguir cuidándonos con el uso del tapabocas, la distancia física de al menos dos metros con otras personas y el lavado de manos.

La Clínica Mayo explica que la mayoría de las personas con COVID-19 solo manifiesta una enfermedad leve y puede recuperarse en casa; los síntomas pueden durar unos días y quienes tienen el virus podrían sentirse mejor en más o menos una semana. Sin embargo, los adultos mayores y las personas de cualquier edad que tengan afecciones médicas previas o quienes presenten síntomas moderados pueden que necesiten atención por urgencias. ¿Qué hacer si das positivo para COVID-19? Aquí, lo primordial.

1. La primera y más importante recomendación, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, en inglés) de los Estados Unidos es: quédate en casa excepto para recibir atención médica. “La mayoría de las personas con COVID-19 tienen una enfermedad leve y pueden recuperarse en casa sin atención médica”.

2. Cuídate. Descansa e hidrátate muy bien. Si llegas a sentir malestares menores, puedes tomar medicamentos de venta libre, como acetaminofén, para sentirte mejor.

3. Aunque en principio no sientas nada malo y creas que no es necesario acudir al hospital, mantén el contacto con tu médico. “Asegúrate de recibir atención si tienes problemas para respirar o si tienes cualquier otra señal de advertencia, o si crees que se trata de una emergencia”.

Es fundamental evitar el transporte público, los viajes compartidos o los taxis.

4. En la medida de lo posible, debes permanecer en una habitación específica y lejos de otras personas y mascotas en tu hogar. Si es posible, debes usar un baño separado. Si necesitas estar cerca de otras personas o animales dentro o fuera de la casa, usa un tapabocas.

5. Evita compartir el espacio en tu casa, tanto como sea posible. Si compartes el espacio, limita tus movimientos. Ventila bien la cocina y otros lugares que se compartan. También evita compartir platos o cubiertos.

6. Dile a tus contactos cercanos que pueden haber estado expuestos al COVID-19. Una persona infectada puede transmitir el virus a partir de dos días antes de manifestar síntomas o dar positivo en la prueba.

7. Controla tus síntomas. Mantén bajo cuidado tu temperatura corporal. Si lo tienes a la mano, podría se útil el uso de un oxímetro de pulso, que mide cuánto oxígeno hay en la sangre. Si la lectura es de menos del 92 por ciento, quizás sea necesario hospitalizarte. (Te puede interesar: 7 signos de alarma en pacientes COVID)

8. Cámbiate la mascarilla todos los días y siempre que se humedezca, pues si está mojada pierde su efectividad.

9. Es importante que charles con tu doctor sobre cuándo puedes terminar con el aislamiento en casa, sobre todo si tienes un sistema inmunitario debilitado o alguna condición médica especial.

10. Cuida tu salud mental. Debes estar aislado físicamente, pero conectado con tus seres queridos, por ejemplo, a través de videollamadas. (Te puede interesar: Pandemia: “Estamos en la fase más peligrosa”)

Salir del aislamiento
Según Mayo Clinic, si no tienes acceso a una prueba de detección para determinar si todavía puedes contagiar el virus, puedes salir del cuarto donde te aislaste o de casa si han pasado por lo menos 10 días desde que te aparecieron los síntomas, si has pasado por lo menos 24 horas sin fiebre y sin tomar medicamentos para reducir la fiebre, y si los otros síntomas están mejorando. La pérdida del gusto y del olfato puede durar semanas o meses después de la recuperación, pero no es motivo para retrasar el fin del aislamiento.