Salud


Datos sobre menstruación e higiene íntima

Las toallas higiénicas son un invento que ayuda a las mujeres en temas de practicidad e higiene. Aún, sin embargo, se usa la tela en algunas culturas.

En Colombia, según resultados de la encuesta Pulso Social del Dane, el 14,8% de las mujeres en 23 ciudades no pudo acceder a productos higiénicos para atender su periodo menstrual en junio de 2021.

Además, 9,6% de las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes entre 10 y 24 años tuvieron que suspender sus actividades usuales laborales, de estudio o tareas del hogar a causa de su periodo menstrual. El 19,6% de las mujeres con pobreza monetaria ha tenido dificultades económicas para adquirir los elementos necesarios para atender su periodo menstrual.

En Cartagena, aunque usan toallas higiénica, a veces las mujeres y niñas de los barrios más pobres deben usar retazos durante su período, por lo cual la doctora Diana Carolina Monsalve explica que esto sigue siendo una práctica común, “aún se utiliza en algunas culturas y en mujeres que son intolerantes al uso de las toallas higiénicas. Mientras se cambien constantemente, los paños sean de algodón y haya un correcto lavado y secado de estos, no hay inconveniente. Quizás, el único problema que podría existir sería el tipo de ropa que usemos durante el ciclo menstrual, que de pronto se haría más notorio con este material (por lo grueso y esponjado) al momento de querer usar, por ejemplo, un pantalón ajustado a diferencia de una toalla higiénica que es mil veces más discreta”, dice.

¿En qué medida, desde el aspecto de la salud, ayudó la invención de las toallas higiénicas a las mujeres?

- Las toallas higiénicas o muy bien llamadas toallas sanitarias son un invento que ayuda a las mujeres en temas de practicidad e higiene. Lo primero alude a que desde la niñez y adolescencia nos enseñan el paso a paso de cómo usar este invento, por así llamarlo, que hace parte del mes a mes de todo nuestro género. Por otro lado, el hecho de hacer las toallas higiénicas de material con fibras orgánicas y algodón con el fin de absorber los residuos sanguíneos, nos permite cambiarlas en un intervalo de tiempo que cada mujer lo desee y lo considere necesario para la higiene correcta de su zona íntima.

atenta
Respecto a las enfermedades que se pueden producir en este momento o ciclo de la mujer, tenemos las micosis vaginales (infecciones por hongos en la vagina). Es lógico que nuestros genitales quedan en una zona donde se encuentran expuestos al calor y humedad, motivo por el cual durante la menstruación, si no se tiene una higiene adecuada, pueden llegar gérmenes oportunistas a invadir la flora normal de la vagina y producir infecciones en donde salen a relucir las consultas más comunes de ginecología y el síntoma más común es el prurito (picazón), enrojecimiento de la zona, descamación y flujo de color blanquecino. Igualmente, se pueden presentar algunas otras enfermedades de transmisión sexual si no hay uso de métodos de barrera ni una correcta higiene en la mujer y su pareja.

La doctora Monsalve considera que dentro de los cuidados de higiene en el ciclo menstrual en todas mujeres debemos tener en cuenta:

Lo ideal sería que todas aprendiéramos a usar las copas menstruales con el fin de ayudar el medioambiente y usar materiales mes a mes reutilizables. Cada día se suman más mujeres a este cambio y a pesar de saber que son incómodas cuando comenzamos a usarlas, con el paso del tiempo nos acostumbramos y nos instruimos más en el tema.

Si definitivamente somos mujeres que preferimos usar las toallas higiénicas, debemos cambiarlas cada vez que estén completamente manchadas o generen humedad en nuestra zona íntima hasta que nos incomode.

Debemos evitar duchas vaginales, jabones, shampúes o sustancias que irriten o cambien el pH de nuestra zona genital.

Evitar ropa interior ajustada o licrada. Más si la mujer vive en zonas donde hay temperaturas extremas (frío/calor). Lo preferible es usar ropa interior de algodón.

Durante el ciclo menstrual se puede tener relaciones sexuales, siempre y cuando haya un adecuado lavado de los genitales al terminar el acto, tanto el hombre como mujer.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS