Salud


Enfermedades que evitamos al lavarnos las manos

El lavado de manos es una de las maneras más efectivas y económicas para prevenir enfermedades infecciosas.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

23 de octubre de 2020 12:00 AM

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calculó que, si médicos y enfermeras se lavaran las manos regularmente durante su jornada de trabajo, se evitarían en todo el mundo 1.4 millones de casos de infecciones adquiridas en hospitales y otros centros sanitarios por día.

El lavado de manos es una de las maneras más efectivas y económicas para prevenir enfermedades infecciosas, las cuales son la principal causa de mortalidad infantil.

¿Qué enfermedades
se previenen?

Uno de cada cuatro niños menores de cinco años muere al año por enfermedades prevenibles como la diarrea, neumonía, paludismo, desnutrición o meningitis.

La gastroenteritis, enfermedades diarreicas, e infecciones respiratorias en los niños, son la principal causa de demanda de consulta externa y de hospitalización. Estas enfermedades se pueden prevenir con el lavado de manos con agua y jabón, y de esta manera reducir a casi la mitad las muertes infantiles causadas por estas patologías.

Además, según explica la OMS, La prevención de las infecciones es una parte fundamental del fortalecimiento de los sistemas de salud.

La higiene de las manos es la base de todas las intervenciones, ya sea al insertar un dispositivo médico invasivo, manipular una herida quirúrgica, o al realizar una inyección.

Si no hay agua y jabón, los desinfectantes o exfoliantes para manos sin agua también son una buena alternativa. Estos vienen en forma líquida, de toallita o en aerosol.

A propósito de la pandemia y la necesidad de evitar estas enfermedades, se llevó a cabo la campaña Purpose Day Sanofi, que tuvo actividades de prevención en 5 países: Colombia, Ecuador, Perú, República Dominicana y Panamá, con las que beneficiaron más de 900 niños de comunidades vulnerables entregando kits de limpieza (jabón, toalla tela, toallas húmedas y papel toalla), filtros de agua y talleres didácticos para sensibilizar a la población sobre el lavado de manos.

Por otro lado, es importante que sepamos sobre los momentos clave para lavarse las manos, en los cuales hay más probabilidades de contraer y propagar microbios. Estos son:

- Antes, durante y después de preparar alimentos.

- Antes de comer.

- Antes y después de cuidar a alguien en su casa que tenga vómitos o diarrea.

- Antes y después de tratar una cortadura o una herida.

- Después de ir al baño.

Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño

- Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

- Después de tocar a un animal, alimento para animales o excrementos de animales-

- Después de manipular alimentos o golosinas para mascotas.

- Después de tocar la basura.

5 pasos:

Mojarse las manos con agua corriente limpia (tibia o fría), cerrar el grifo y enjabonarse las manos.

Frotarse las manos con el jabón hasta que haga espuma. Frotarse la espuma por el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.

Restregarse las manos durante al menos 20 segundos (dos veces la canción de “Feliz cumpleaños” de principio a fin)

Enjuagarse bien las manos con agua corriente limpia.

Secarse con una toalla

limpia o al aire.

  NOTICIAS RECOMENDADAS