Arriendo con opción de compra: una alternativa para adquirir casa propia

No tiene que elegir entre comprar o arrendar una propiedad, pues es posible alquilar un inmueble y con el tiempo decidir si lo quiere adquirir.

MILENA CONRADO BARRIOS

17 de febrero de 2022 12:00 AM

Si entre las opciones que ha contemplado para adquirir o alquilar cualquier tipo de vivienda se ha encontrado con la alternativa de arrendamiento con opción de compra, preste mucha atención para que no se confunda con otros mecanismos y para asegurarse de que esta es la elección adecuada para usted.

Por medio de este tipo de negociación, una persona natural o una agencia de bienes raíces pueden acordar con el cliente un tipo de contrato en el que un inmueble es alquilado por un tiempo determinado y al finalizar este periodo, el arrendador tiene la oportunidad de hacer uso del derecho de compra del bien en cuestión.

Este tipo de acuerdo se recomienda por parte de las inmobiliarias para aquellas personas que, aunque están interesadas en adquirir un inmueble propio, desean experimentar primero lo que se siente habitar o trabajar en ese lugar antes de tomar una decisión definitiva.

Otro de los acuerdos a los que deben llegar las partes involucradas en este tipo de negociación, es el de encontrar un canon de arrendamiento que le permita al posible comprador convertir los pagos de alquiler en cuotas de pago para comprar la propiedad raíz en caso de que así lo desee, un valor que debe ser acordado al inicio del contrato.

No es leasing habitacional

A pesar de que el leasing habitacional es una opción similar a la del arrendamiento con opción de compra, ya que maneja el mismo modelo de pagar inicialmente un alquiler y después de un tiempo establecido se puede optar por comprar, esta alternativa solo se utiliza para acceder a la compra-venta de vivienda usada. Le puede interesar: ABC del leasing habitacional.

Adicionalmente, para poder hacer uso de este tipo de contrato, es necesario acudir a una entidad bancaria, las únicas autorizadas para ofrecer este tipo de servicio financiero y las cuales gestionan este tipo de trámites.

Esta alternativa le ofrece a los propietarios la posibilidad de realizar un contrato como los que se usan en el leasing, pero dejando de lado la intervención de los bancos.

No solo para vivienda

Uno de los atractivos del sistema de arriendo con opción de compra es que se puede utilizar para adquirir otro tipo de propiedades y no exclusivamente casas o apartamentos destinados para vivienda. Asimismo, esta alternativa le ofrece a los propietarios la posibilidad de realizar un contrato como los que se usan en el leasing, pero dejando de lado la intervención de los bancos. Lea también: ¿Planea comprar casa para arrendar? Siga estas recomendaciones.

¿Es una buena opción?

Una de las características que ofrece un contrato de arrendamiento con opción de compra, la cual lo hace más atractivo, es la posibilidad de efectuar un abono del valor comercial del inmueble al propietario, esto con el fin de obtener un descuento que equivale al total de la suma de los pagos de alquiler asumidos durante el tiempo acordado de arriendo. Sin embargo, si la negociación no se lleva a cabo, el dinero no es reembolsable.

Para decidir si esta es una opción que le pueda interesar, es importante que tenga presente lo siguiente: si es el cliente, este contrato le permitirá estar al tanto del estado real del inmueble y de sus condiciones circundantes, lo cual genera mayor confianza y seguridad al momento de animarse a comprar una propiedad raíz.

Asimismo, esta opción brinda la posibilidad de realizar un pago mensual que se transforma, en caso de decidir comprar la vivienda, en una inversión planificada para adquirir la propiedad por la cual ya ha realizado algunos pagos en forma de alquiler.

En caso de que usted sea el propietario y esté interesado en arrendar con opción de venta, es una buena estrategia para hacer que su inmueble se rentabilice y reciba pagos por adelantado sobre este. Si al final del contrato, la operación de compra no se realiza, igualmente habrá recibido un ingreso que le permitió obtener algunas ganancias.

Desventajas

Como toda operación comercial, esta opción de contrato inmobiliario también tiene elementos que no benefician del todo al propietario de la vivienda en la negociación final, ya que al establecerse el precio de venta al inicio existe la posibilidad de que los precios del mercado mejoren y no puedan ser aprovechados por el dueño del inmueble.

Es importante recalcar que al finalizar este contrato, en el cual se deben establecer todas las condiciones desde el inicio, no existe la obligación de comprar la propiedad por parte del arrendador, por lo que el propietario debe asumir ese riesgo y aceptar la decisión de quien alquiló.