Facetas


El poder de sanación que tienen los caballos

La Fundación Corazón Equino ayuda a pacientes con discapacidad y una especialista nos cuenta más a fondo sobre este tipo de terapias.

VALERIA CARAZO

12 de junio de 2022 12:00 AM

Buscar alternativas para mejorar la calidad de vida de sus pequeños no es una mera opción para los padres de niños con algún tipo de discapacidad, sino que suele convertirse en un propósito de vida. Muchos prueban con psicólogos, neurólogos y otros especialistas, pero otros tantos llegan a la conclusión de que necesitan algo que conecte con sus seres queridos de manera profunda... Y no es que desestimen a los demás profesionales, es que simplemente también aprenden a confiar en la medicina alternativa. Lea aquí: Hipoterapia, el poder rehabilitador de los caballos

Seguramente has escuchado hablar de la acupuntura, de la medicina herbolaria, del yoga, pues bien, así como esas terapias, existe la equinoterapia: se trata de una forma diferente de abordar situaciones complejas de nuestras vidas y que también es de mucha ayuda para pacientes con distintas condiciones de discapacidad que, según la Organización Mundial de la Salud, “más de mil millones de personas en el mundo sufren algún tipo de discapacidad”.

Muchos prueban con psicólogos, neurólogos y otros especialistas, pero otros tantos llegan a la conclusión de que necesitan algo que conecte con sus seres queridos de manera profunda...

En Cartagena se encuentra la Fundación Corazón Equino, que nació por la iniciativa del doctor Carlos Ramírez, a quien los designios del destino lo llevaron a prepararse en una profesión poco común, pero que es de gran ayuda para muchos pacientes.

Se trata de la equinoterapia, que es un método implementado para la terapia física, psíquica y psicológica de pacientes con condiciones especiales, aunque también puede tratar problemas familiares y personales, pues la equinoterapia tiene fundamentos psicológicos. Lea también: ¡Pobres caballos de Cartagena!

Esta fundación se creó con el fin de ayudar a personas que no pueden costear las terapias para pacientes con síndrome de Down, cuadraplejia, autismo, etcétera. Uno de los enfoques principales es la rehabilitación física y cognitiva de los pacientes que padecen alguna de estas condiciones.

Shirley Orozco, trabajadora social y especialista en terapia de familia y equinoterapia, explica que estos tratamientos son efectivos para estos pacientes “debido a que el galope del caballo es similar a la marcha del hombre y gracias a estos movimientos se estimula y fortalece la musculatura y el sistema linfático”.

La fundación, además, aborda la terapia familiar, la terapia de pareja y la estimulación temprana de los niños.

“Con la equinoterapia no solo se trata a pacientes con historia clínica de discapacidad, también se trabaja la terapia familiar y los traumas que se producen en la infancia a nivel personal”, afirma Orozco.

La equinoterapia no es algo mágico con lo que se curan las personas, es el conjunto de saberes que se complementan”.

Shirley Orozco, trabajadora social y especialista en terapia de familia.

Todo esto, con el fin de conocer la realidad que los pacientes enfrentan a diario y brindarles las herramientas para que superen las situaciones que les generan algún tipo de problema a nivel personal.

Por otra parte, la especialista señala que “la equinoterapia no es algo mágico con lo que se curan las personas, es el conjunto de saberes que se complementan y llegan a ser de gran ayuda para muchos pacientes”. Le puede interesar: Caballos cocheros e influencia paisa

Hay poco reconocimiento a nivel nacional para la prevención de enfermedades de salud mental y en Corazón Equino se encargan de trabajar con los pacientes en fortalecer su autoestima y autonomía junto a la atención temprana de estas enfermedades.

El poder de sanación que tienen los caballos

Un grupo de niños en una sesión junto a Shirley Orozco y su equipo de trabajo. // Foto: cortesía.

En la equinoterapia se usa al caballo como una metáfora en la que el animal es tu vida y reflejas en él cómo tomas el control de ella y “gracias al vínculo que se crea con el animal, se pueden observar distintos aspectos de esta”, señala Orozco.

En la fundación, Orozco y los demás trabajadores crean un vínculo con los caballos. “Debemos tratarlos con respeto y agradecerles cada vez que haya interacción, pues los caballos son seres que pueden sentir mucho más que los hombres. Son el segundo mejor amigo del hombre”, concluye la especialista.

  NOTICIAS RECOMENDADAS