Cartagena


Peajes en Cartagena: un mes sin respuestas

Han pasado más de 30 días desde que la Contraloría encendió las alarmas sobre un presunto detrimento en el contrato de peajes. Así ha sido el proceso.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

23 de febrero de 2021 12:00 AM

Fue el 21 de enero de este año cuando la Contraloría General de la Nación emitió un polémico comunicado en el cual dijo que dentro de las investigaciones que desde hace varios meses venían realizando en torno al contrato de peajes, encontró un presunto detrimento de más de $300 mil millones en el recaudo hecho de la concesión, toda vez que la Tasa Interna de Retorno (TIR) se habría cumplido en el 2015. (Lea: Peajes habrían causado detrimento de $300 mil millones: Contraloría)

El anuncio causó indignación, principalmente entre los cartageneros que día a día pagan peajes en la ciudad para dirigirse a sus destinos e incluso en el mismo alcalde de Cartagena, que como promesa de campaña dijo que emprendería todas las acciones legales para acabar con los peajes.

Aún así, más de un mes ha pasado y más allá de la exención de pago a vehículos de categoría 1 y 2 en los peajes de Manga y Ceballos, no se ha avanzado mucho en el tema. En tanto a la investigación, no se ha sabido más sobre los vinculados y mientras tanto sigue el caos vehicular en Cartagena, mientras los gremios de transportadores y camioneros también exigen que se levanten las talanqueras para ellos.

I. La investigación

La Contraloría venía haciéndole seguimiento al tema de los peajes desde hace tiempo. De hecho, el órgano de control de orden distrital advirtió en 2017 que la TIR ya se había cumplido en años anteriores, pero en ese entonces la Contraloría General no compartió la posición. Fue un concepto de la Fiscalía en 2018, en el que se dijo que efectivamente la TIR ya se había cumplido, el que hizo que la Contraloría General volviera a ponerle la lupa al tema.

De esa manera en 2019 se declaró la situación de “impacto nacional”. En 2020 llegó el equipo investigador a inspeccionar los pormenores del contrato en la Alcaldía de Cartagena, Edurbe, el Departamento de Valorización y la Concesión Vial.

De allí fue que se obtuvieron los hallazgos que finalmente fueron socializados a la ciudadanía y que se anunció la vinculación de 39 personas dentro del proceso de responsabilidad fiscal, entre las que se encuentran siete exalcaldes, los socios de la Concesión Vial y exdirectores de Edurbe y Valorización. (Lea: Estos son los 39 vinculados a la polémica de los peajes en Cartagena)

II. Acciones legales

Tras el anuncio, las reacciones de parte de diferentes sectores de la ciudad no se hicieron esperar. El alcalde William Dau envió un oficio a la concesión pidiendo la suspensión del contrato mientras se surte el proceso en la Contraloría, y desde el Comité Antipeajes, con el concejal Javier Julio Bejarano, también se presentó una tutela pidiendo lo mismo.

Además de ello, el anuncio de la Contraloría también desató protestas y desobediencia civil de parte de los ciudadanos, quienes principalmente en los peajes de Manga y Ceballos y se rehusaban a pagar peajes. El mismo alcalde de Cartagena hizo presencia en varias manifestaciones apoyando que se levantaran las talanqueras, pero, aún así, la Concesión se negó.

Desde el concesionario sostienen que la TIR aún no se ha cumplido. Según ellos, a la fecha se encuentra en 16,86%, lo que quiere decir que faltaría un 0,36% para llegar al índice pactado, que es de 17,22%.

La respuesta exacerbó los ánimos de los manifestantes aún más, a tal punto que la misma Procuraduría General se pronunció pidiéndole al Distrito garantizar la seguridad, ya que la situación parecía salirse de control ante los constantes bloqueos. (Le recomendamos: Tras protestas por peajes Procuraduría solicita medidas de seguridad)

Incluso, René Osorio, gerente de la Concesión denunció que algunos ciudadanos habían partido vidrios de las cabinas, dañado talanqueras e incluso agredido verbalmente a parte del personal.

Ante ello, el alcalde William Dau defendió el derecho a la protesta, pero invitó a los ciudadanos a hacerlo de manera pacífica.

III. Contraloría se pronuncia

Pese a todas las acciones presentadas, solo fue hasta el 5 de febrero cuando la misma Contraloría se refirió a los hallazgos presentados el 21 de enero, indicando que estos “no formulan imputaciones, decretan archivos ni mucho menos fallos con o sin responsabilidad fiscal que pongan fin al proceso”. (Le puede interesar: Decisión de suspender cobro de peajes le corresponde a juez: Contraloría)

El ente de control indicó que la decisión de suspender el contrato mientras sigue la investigación le corresponde a un juez, ya que no está dentro de sus competencias legales.

Días después se conoció que el Juzgado Sexto Civil de Cartagena, al cual le correspondió resolver la acción de tutela presentada en un comienzo por el Comité Antipeajes, declaró improcedente la acción, argumentando, entre otras cosas, que no se había acreditado correctamente la existencia de un prejuicio irremediable para suspender el contrato a través de la tutela y que el mecanismo idóneo para hacerlo era la acción popular.

Actualmente, hay una acción popular presentada por el abogado constitucionalista Óscar Borja, la cual fue repartida al Juzgado Administrativo 004 de Cartagena, pero respecto a esta aún no se conoce un fallo. El abogado argumentó que la acción popular busca suspender el cobro de los peajes precisamente para garantizar el orden público tras las protestas provocadas por el anuncio de la Contraloría.

IV. Taxis, particulares y buses dejan de pagar

La crítica situación de orden público llevó a la Concesión Vial a sentarse con la administración, llegando a un histórico acuerdo, en el cual los vehículos de categoría I y II serían eximidos del pago de pajes a partir del 13 de febrero en las casetas de cobro de Manga y Ceballos. (Lea: Particulares, taxis y buses le dicen adiós a los peajes de Cartagena)

Fue así que desde este día, buses, taxis y vehículos particulares dejaron de pagar. Pero si bien algunos conductores celebraron la medida, desde otros sectores, especialmente desde el Comité Antipeajes, criticaron que el alcalde negociara con la concesión.

Para ellos el alcalde debió apostar por liquidar el contrato de manera unilateral. Aún así el alcalde se defendió y dijo que el acuerdo representaba un primer gran paso en la erradicación de los peajes internos de Cartagena y aseguró que de su parte está adelantando todas las acciones legales para poder suspender el contrato.

V. Camioneros se rebelan

Pero lo que se pensó que iba a ser una alivio para muchos cartageneros que están exentos de cobro, eventualmente se convirtió en una pesadilla por cuenta del gremio de camioneros, que desde el pasado 15 de febrero, también en el marco de la movilización nacional que adelantan los transportadores en contra de los peajes, exigen ser eximidos del pago.

Lo anterior ha desembocado en largos trancones que se prolongan por largo tiempo y paralizan la movilidad de Cartagena.

El pasado viernes el alcalde Dau llegó al sitio para intentar concertar con los transportadores, pero finalmente no se llegó a ningún acuerdo. El alcalde mantuvo firme su posición de que los vehículos de carga sí deben pagar peajes, toda vez que son estos los que impactan en las vías del corredor vial.

“Los peajes no salen del bolsillo de los conductores de las tractomulas, sino del negocio. Cuando ellos pasan por un peaje con un contenedor es porque este contenedor llegó importado del exterior para entregar a un comprador grande de billete en el interior del país y los fletes son parte del costo de su mercancía y ya están incluidos”, dijo Dau.

El mandatario enfatizó que sí se deben cobrar peajes, pero no a los cartageneros que se movilizan en sus carros sino a quienes “usan y abusan” del corredor vial y para quienes realmente fue construido.

Aún así, el mismo día, tras una reunión que sostuvo el alcalde con la viceministra de Transporte, representantes de los camioneros, abogados defensores del gremio, miembros del gabinete y parte del Comité Antipeajes, Dau envió una nueva solicitud a la Concesión pidiendo eximir del pago a todos los vehículos aludiendo razones de orden público.

Ayer se conoció que esta solicitud fue negada por la Concesión. (Lea: Concesión Vial niega solicitud de Dau de levantar talanqueras para camiones)

VI. ¿Qué pasará?

La Concesión argumentó que no puede eximir del pago a los vehículos de dos ejes en adelante porque ello implicaría “el cese de la operación sin que exista una causa legal”, y afirmaron que la preservación del orden público no es responsabilidad del concesionario sino del Distrito.

Por su parte, los transportadores reafirmaron que seguirán en desobediencia civil hasta que se levanten las talanqueras, ya que, contrario a lo que manifiesta el alcalde, dicen que el dinero de los peajes sí sale directamente del bolsillo de los transportadores y de los dueños de los vehículos. (Le puede interesar: “Seguimos en desobediencia civil hasta que levanten las talanqueras”: camioneros)

“Como aquí en Colombia el transporte se maneja entre oferta y demanda, a ellos (las empresas) les dicen que deberían pagar el peaje. Nosotros vamos a cobrar por un viaje 200 mil pesos, por ejemplo, y nos dicen que allí va incluido el peaje. Después nos dicen que como hay mucho vehículo le vamos a dar 150 mil. Ellos se comprometen a pagar el peaje, pero con la plata de nosotros”, dijo Cediel Cadena, representante del gremio.

Por ahora, mientras no hayan nuevas determinaciones, todo indica que los cartageneros deberán seguir a merced de los trancones provocados por los transportadores, que se rehusan a bajar la guardia en medio de la polémica desatada hace un mes por el contrato de peajes.